Todos hemos sentido curiosidad alguna vez acerca de cuál es la causa de que en el cuerpo humano se forme una sustancia como la cera.

No parece muy normal que se forme, y menos aún en el oído, un órgano pequeño e interno. Por otra parte, ¿Tiene alguna función? Y, si es así, ¿Cuál es? Intentaremos dar respuesta a estas preguntas y también algunos consejos sobre cómo evitar su exceso.

Efectivamente, lo que tenemos en el oído es cera y, además, se fabrica ahí. Más concretamente en el conducto auditivo externo, es decir, la parte de este órgano que se encuentra entre la oreja y el llamado oído medio. En esa zona se hallan unas glándulas que son las encargadas de fabricar esta materia cerosa, que recibe el nombre técnico de ‘cerumen’.

La cera tiene dos funciones importantes: Por una parte, contiene sustancias químicas especiales que combaten las infecciones que podrían dañar el interior del canal auditivo; y, por otra, la cera actúa como escudo entre el exterior y el tímpano, impidiendo que lleguen hasta él el polvo o la suciedad.

La cera es necesaria; el problema comienza cuando la tenemos en exceso. Resulta muy molesto porque impide oír bien y, en ocasiones, es doloroso. Normalmente, tras generarse, baja a través del canal auditivo externo hasta el principio del oído y, desde ahí sale al exterior, al lavarlo o se cae por inercia.

No obstante, hay personas que la fabrican en exceso. En estos casos y en personas en las que se acumule demasiada, es recomendable extremar la higiene del oído. Ésta se consigue lavándolo a menudo, pero no es recomendable utilizar bastoncillos o los dedos, pues se corre el riesgo de empujar la cera hacia dentro y dañar el tímpano.

Si el exceso de cera persiste, consultar al médico es lo indicado.

La cera

Como la cera se está produciendo constantemente, el canal auditivo tiene siempre la suficiente como para estar protegido.

Un buen sistema casero es lavar los oídos con una infusión de manzanilla, dejándola reposar diez minutos tapada, para que no se evaporen las sustancias que contiene

 

...